Ayuntamiento de Villacañas Tlf: 925 560 342 - Fax 925 160 925

Villacañas sigue celebrando en este mes de enero a los Santos Viejos, y el domingo fue el día que aprovechó la Hermandad de San Sebastián para celebrar su fiesta. Aunque el programa festivo en torno al santo mártir comenzó el domingo anterior cuando la Sala Municipal de Exposiciones acogió la Gala Sanse, en la jornada de ayer se celebró la función religiosa y la procesión con la imagen del santo, en la que participó un gran número de fieles, y tras la cual se repartieron las tradicionales caridades, mandarinas, naranjas y limones.

La procesión finalizó con el cambio de oficios. En este sentido, cabe destacar que la Hermandad cuenta con un nuevo oficio desde este año, el de Capitán, que ha recaído en Manuel Perea Perea.

No faltó el tradicional reparto de caridades (500 unidades) y mandarinas (50 kilos). Además se sorteó una gran cesta y un cuadro con la imagen del santo. Los números premiados son 4.098 y 8.084 respectivamente. Ya por la noche, en la explanada del Cristo, se quemó el árbol que ha acompañado la imagen de San Sebastián durante estos días. Los actos comenzaron el sábado con la colocación de ese árbol por parte del mayordomo, que este año ha sido Loli Romero, y que ya pudo admirarse en la Eucaristía por los hermanos y militares fallecidos en acto de servicio. Resaltar que el sábado se celebró el IV Torneo de Fútbol Sala, en el que participaron unos 150 adolescentes y jóvenes agrupados en 20 equipos que jugaron sus partidos hasta la medianoche en el Pabellón Cáceres, hasta donde se acercó numeroso público.

Por último, recordar que este año como novedad, la imagen estará durante toda la semana en la Residencia “Josefa López” junto a una reliquia del santo para que nuestros mayores puedan también disfrutar de la fiesta.

El alcalde, Santiago García Aranda, que ha acompañado este fin de semana a las hermandades de San Antón y San Sebastián, ha querido felicitar a las dos por la organización de las fiestas, destacando la participación de vecinos tanto en los festejos religiosos como en los más populares.