Ayuntamiento de Villacañas Tlf: 925 560 342 - Fax 925 160 925

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

Esta mañana han comenzado los trabajos para retirar varios árboles de la plaza de España con motivo de las obras que se están realizando, y que van a ser trasplantados en el parque de la calle Chacón. Estos árboles, que se encontraban en la zona peatonal de la calle Mayor a la altura de la plaza, tienen que ser retirados debido a su tamaño y, sobre todo, a la dimensión que han alcanzado sus raíces con las consecuencias que ello tiene para el pavimento y los edificios, ya que no son ejemplares de raíz controlada.

Estos plátanos de sombra se están trasplantando, siguiendo las recomendaciones de especialistas, con la confianza de que se afiancen en su nuevo destino en el parque de la calle Chacón. Para ello se realizará el correspondiente tratamiento con productos para facilitar el enraizamiento en su nueva ubicación.

Los árboles que se están retirando de la plaza serán sustituidos una vez terminen las obras por nuevos ejemplares, que ya serán de raíz controlada y de especies arbóreas especialmente recomendadas para entornos urbanos, que no generen pólenes alérgenos ni frutos que ensucien el nuevo pavimento.

La obra de reforma en la zona semipeatonal se ha retomado estos días, después de varias jornadas parada a causa de la lluvia, y continúa con las labores de sustitución de los últimos metros de la red de alcantarillado. Recordemos que se está colocando un nuevo colector con una sección de 600 mm., es decir, con mayor capacidad que el antiguo, que era de 400 mm. También se están renovando las conexiones de esta red con las viviendas y locales, así como los enganches de la red de abastecimiento de agua.

La obra permitirá renovar para varias décadas las infraestructuras básicas de la zona, a la vez que se subsanarán las deficiencias que existían en el pavimento, a causa del uso y de las raíces de unos árboles que han adquirido un tamaño muy importante. En este sentido, el objetivo es que los árboles que puedan mantenerse queden acotados en grandes alcorques para evitar que las raíces levanten el nuevo pavimento, que será de hormigón impreso con distintas texturas para diferenciar zonas de tránsito de vehículos, zonas de aparcamiento y zonas de tránsito de peatones.

Un proyecto con un presupuesto en torno a los 430.000 euros, que se ejecutará dentro de la modestia que requiere la situación económica actual y sin que el Ayuntamiento tenga que recurrir al endeudamiento para realizarlo, algo a lo que ayudará una importante aportación económica que ha llegado desde la Diputación de Toledo, administración de la que el alcalde es vicepresidente, a la que se sumará una partida procedente de remanente de tesorería, es decir, de fondos municipales que no se han gastado.