Imprimir

Villacañas ha celebrado este fin de semana su 7ª Feria del Libro, con un intenso programa de actividades para todas las edades y públicos, en el que ha destacado la presentación de tres libros escritos por autores villacañeros, y que ha desembocado en este lunes 23 de abril, Día Internacional del Libro.

Si bien las actividades comenzaron el jueves con la entrega de premios del XVIII Certamen Literario que, como cada año, ha convocado para los escolares la asociación de Ayuda y Prevención de las Drogodependencias “Alborada”, el programa de actos se ha concentrado en el fin de semana. Así, en la tarde de viernes se presentó en Villacañas el último poemario del escritor villacañero Antonio Mata Huete, titulado “Las palabras imposibles”. El evento estuvo conducido por Rosa Aranda, y acompañaron al autor Anastasio Simón y Vicente Zaragoza, que le dedicaron unas cariñosas palabras a un emocionado Antonio Mata. También amenizó el acto el vocalista y guitarrista del grupo Maluenda, Amadeo Aranda.

El autor incidió en su afán por “hacer la palabra lo más hermosa posible, hacer arte con la palabra para que llegue y produzca sentimientos”, pero sobre todo certificó su obsesión por intentar hacer pensar, para que el que lea, piense. Del mismo modo, reivindicó el papel de la fotografía como complemento de la poesía, algo que en este libro es fundamental. Y por último, explicó que el poemario tiene dos vertientes claramente diferenciadas: una poesía más intimista, sensorial, amorosa… y otra que es una reivindicación de la poesía social, con referencias a “unos poetas que están olvidados y que fueron muy importantes en nuestra juventud”, citando a Gabriel Celaya, Blas de Otero, Javier Marías, José Hierro, Ángel González, etc.

Casetas de librerías locales en la glorieta

En cuanto a la Feria del Libro propiamente dicha, estuvo abierta en la glorieta del Prado durante el sábado y el domingo, con stands de las librerías locales Apuntes y El Rincón de la Lectura, además de un puesto de Manos Unidas. Un fin de semana que también contó con actividades paralelas. Así, el sábado al mediodía tuvo lugar una lectura de poemas de León Felipe, en el 50 aniversario de su muerte, a cargo de miembros de la Junta del Centro de Día. A la misma hora, y para los más pequeños, se llevó a cabo un taller de aproximación al mundo “Hama Beads”, impartido por Sara Torres Garrido, que resultó muy interesante y participativo.

Por la tarde se presentaron otros dos libros en el Centro de Día. El primero es una obra para niños de Rosa Mª Torres Perales, titulada “Tradición y folclore para niños. La fiesta del Cristo de la Viga y los Danzantes”. Se trata del tercer cuadernillo didáctico sobre historia y tradiciones villacañeras, después de los ya editados sobre los Silos y sobre la Batalla de los Silos en la Guerra de la Independencia. La autora, maestra en el CEIP Santa Bárbara, fue presentada por la concejala de Cultura, María Rivera, y repasó durante su presentación las motivaciones que la han llevado a realizar esta publicación, que han editado el Ayuntamiento y la Cofradía del Cristo de la Viga. También la acompañaron un grupo de sus alumnas, que recitaron dichos y chascarrillos de los Danzantes. El cuadernillo, que volverá a venderse el día del Cristo, está ya a la venta en la Biblioteca Municipal al precio de 3 euros.

El último libro que se presentó es obra de otro villacañero, en este caso de adopción. Se trata de “Hormigumano”, escrito a principios de los años 70 por el dramaturgo argentino Hillyer Schurjin, que ha sido editado por la Fundación Cultural Ormeña. Acompañado por Rosa Aranda y Vicente Zaragoza, la presentación fue un recorrido por la vida y milagros del autor, desde su Argentina natal hasta el que hoy es su pueblo, Villacañas, incluyendo por su llegada a España tras el golpe de Estado de Videla o su paso por varios barrios madrileños en años trascendentales para la cultura en nuestro país. Desde Ormeña se destaca la importancia de esta publicación, ya que se trata de la primera obra de teatro que se edita desde la Fundación Cultural, después de seis años ya publicando obras de autores locales.

El domingo, además de los stands, tuvo lugar en la glorieta del Prado la primera de las citas de teatro infantil organizadas en la sección paralela al Festival de Teatro, denominada Off Kids. La asociación Artlequín representó “Chup Chup”, una obra de teatro-circo con humor, malabares, etc. de la que disfrutaron un buen número de niños y niñas, en una mañana que se cerró con la presencia de los Danzantes del Cristo de la Viga, que a eso de las 13 h. ofrecieron su primera danza pública en el auditorio de la glorieta, en un acto en el que también se pasearon los corderos engalanados, tradicionales en la fiesta. Por la tarde, la Feria del Libro se cerró con un castillo hinchable y los puestos de las librerías locales.