Ayuntamiento de Villacañas Tlf: 925 560 342 - Fax 925 160 925

Pincha sobre la imagen para ver la galería fotográfica

Villacañas ha acogido esta mañana el acto institucional organizado por el Gobierno de Castilla-La Mancha con motivo del Día Internacional contra la Violencia ejercida contra las Mujeres, cita protagonizada por la nueva ley sobre esta materia aprobada en las Cortes Regionales y que, entre otras medidas novedosas, permitirá considerar huérfanos a los hijos de fallecidas por violencia de género y que puedan solicitar una ayuda específica para ellos ya desde principios de 2019.

El acto institucional ha arrancado con la interpretación de un poema de Johana Patiño a cargo de Hevila Cardeña, tras la cual ha intervenido el alcalde villacañero, Santiago García Aranda, que ha ejercido como anfitrión del acto.

El alcalde ha destacado el compromiso del Ayuntamiento y de la sociedad villacañera contra la violencia de género y ha agradecido al presidente Page y a la directora del Instituto de la Mujer, Araceli Martínez, el traer a Villacañas este acto institucional. A ambos también les ha reconocido que hayan recuperado el 100% de la financiación para el Centro de la Mujer tras cuatro años de recortes.

De Martínez ha destacado que haya cogido el testigo de una legislación del año 2001 y redactar una nueva ley que hoy es la más moderna de este país, teniendo en cuenta que, en la conmemoración del Día Internacional contra la Violencia de Género, es necesario “reconocer un fracaso de toda la sociedad”.
García Aranda ha valorado, igualmente, las acciones en pro de la igualdad que está desarrollando la Diputación de Toledo, por lo que ha felicitado a su presidente, Álvaro Gutiérrez.

Por supuesto, el alcalde ha tenido palabras de reconocimiento para el tejido asociativo femenino del municipio, que es tan importante y activo, y que por supuesto ha estado presente en el acto, así como para las trabajadoras del Centro de la Mujer, recordando que el de Villacañas fue uno de los primeros centros creados en la región, allá por el año 1992, por lo que ha valorado la visión que entonces tuvieron el alcalde Alejandro Infantes y la concejala Mª Ángeles Vázquez.

Por su parte, el presidente regional, Emiliano García-Page, ha afirmado que este tipo de actos sirve para recordar "la violencia que se sufre cada día" en el plano negativo, "pero también que las cosas no son iguales y que la sociedad ya ha reaccionado y está reaccionando". Aunque las leyes "no cambian las cosas por sí mismas", ha reconocido que en 40 años de democracia se ha vivido "una revolución" a cargo del cambio de concepto de igualdad.

Por ello ha reflexionado también sobre el trabajo que queda por hacer, principalmente el trabajar para que las leyes se apliquen, llamando a una reflexión colectiva, sin la cual será “imposible” acabar con la violencia del hombre contra la mujer si no se acomete también una lucha integral contra todo tipo de violencia.

Emiliano García-Page ha lanzado una propuesta a las fuerzas políticas para "no sólo consensuar pautas contra comportamientos violentos", sino también para articular medidas que penalicen y permitan perseguir "a quienes difunden valores violentos".

En su intervención, la directora del Instituto de la Mujer, Araceli Martínez, ha criticado cómo desde la infancia "se inocula a las niñas el amor romántico y se les dice que no estarán completas sin un hombre", verdadero origen que "justifica el control y el maltrato".

"Analicen las letras de algunas canciones que escuchan los jóvenes. Son humillantes para las mujeres. Nos tratan como a cosas", ha manifestado, retratando el "sistema de patriarcado" que ampara la violencia. "Hay una estructura que legitima que esto suceda. Toda la sociedad tiene que sumar fuerzas", ha dicho.
"Como mujer de izquierdas y feminista me siento muy orgullosa de la Guardia Civil y de la Policía Nacional", ampliando además su agradecimiento a todas las administraciones presentes, a las que ha sumado el tejido asociativo de la región.

También ha intervenido el presidente de la Diputación, Álvaro Gutiérrez, que ha condenado "el silencio" ante la violencia contra las mujeres, que "solo beneficia al maltratador".

Por ello, ha pedido a la sociedad "tomar partido" ante lo que considera "un atentado contra los derechos humanos y una de las consecuencias del machismo arraigado en la sociedad".

Castilla-La Mancha, ha dicho, "es tierra de luchadores y una región pionera" en materia legislativa contra este tipo de violencia. En este punto, ha recordado una de las iniciativas impulsadas por su Gobierno provincial, consistente en una guía escolar para fomentar la tolerancia y prevenir acoso escolar y actitudes violentas en edades tempranas.