Ayuntamiento de Villacañas Tlf: 925 560 342 - Fax 925 160 925

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

Con el inicio del nuevo curso educativo en septiembre, así como el final de las vacaciones para muchos trabajadores, es más que previsible que se recupere la demanda en los servicios de transporte, tanto por tren como por carretera.

Debido a la situación que desde marzo ha provocado el COVID-19, en estos momentos la frecuencias de paradas en la localidad tanto de trenes como de autocares, se ha reducido considerablemente. Es por ello que el alcalde, Jaime Martínez, ha reclamado una paulatina recuperación de paradas para recuperar la normalidad existente antes de decretarse la alerta por la pandemia.

Durante la reciente visita del delegado de la Junta en Toledo, Javier Úbeda, el alcalde le informó de la reducción de autocares que dependen del servicio de transporte por carretera de Castilla-La Mancha, y que principalmente son los que conectan Villacañas con Toledo y con Alcázar de San Juan, y que muchos vecinos utilizan para acudir a sus centros educativos, trabajos o, en el caso de Alcázar, también al Hospital La Mancha Centro.

Jaime Martínez se ha felicitado de que en el decreto de la Junta con nuevas medidas para contener el COVID-19, se haya incluido un artículo nuevo que obliga a que las empresas que gestionan el servicio de transporte por carretera ajusten “progresivamente los niveles de oferta a la evolución de la recuperación de la demanda, con objeto de garantizar la adecuada prestación del servicio, facilitando a los ciudadanos el acceso a sus puestos de trabajo y a los servicios básicos”.

En cuanto al servicio de ferrocarril, desde el Ayuntamiento se ha solicitado a Renfe que se vayan recuperando los trenes que hacían parada en Villacañas antes del estado de alerta, teniendo en cuenta que actualmente paran en la estación una decena de trenes menos que a principios de marzo, algunos en horarios que son fundamentales para personas que se desplazan al trabajo y para estudiantes universitarios que cursan sus carreras en Madrid.

Al igual que en el caso del transporte por carretera, el alcalde expone a Renfe que, con la reincorporación al trabajo y el inicio del nuevo curso educativo, se debe producir una recuperación de la demanda por parte de los viajeros, que debe ir acompañada del restablecimiento de las paradas y horarios previos a la pandemia.