Imprimir

El Ayuntamiento de Villacañas ha iniciado los contactos con los Reyes Magos para organizar su llegada a nuestro pueblo el próximo 5 de enero, de tal manera que todos los niños y niñas villacañeros reciban sin falta sus regalos durante la noche del 5 al 6 de enero. Así se desprende de una conversación de Whatsapp entre el Rey Melchor y el Alcalde de la localidad, Jaime Martínez.

La situación provocada por el COVID-19 está limitando también la movilidad de Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente, por lo que el alcalde redactará y firmará un documento acreditativo especial que permita a los Reyes y su comitiva acceder a España, Castilla-La Mancha y finalmente Villacañas.

En este año tan especial, se ha propuesto además a los Reyes Magos que les acompañen en su recorrido por Villacañas ambulancias, bomberos, fuerzas de seguridad y Protección Civil, a lo que han accedido de buen grado, a sabiendas de que a los más pequeños les hará mucha ilusión ver a Melchor, Gaspar y Baltasar acompañados por las sirenas de estos vehículos, recordando además los días del duro confinamiento domiciliario que se vivió hace unos meses.

Si bien la Cabalgata no podrá celebrarse como es habitual, el objetivo es que los niños y niñas de Villacañas puedan ver pasar a los Reyes Magos, por lo que se establecerá un amplio recorrido por las principales calles de la localidad, de tal manera que se eviten concentraciones de personas, pero los vecinos puedan asomarse a las ventanas o salir a la calle más próxima a su domicilio para ver pasar a Sus Majestades.

La concejala de Festejos, Ana Avilés, está ya preparando con la Comisión de Festejos la carroza que usarán los Reyes en su recorrido por Villacañas la tarde del 5 de enero.

Además, Avilés ha informado que en las próximas semanas se volverá a instalar un gran árbol navideño en la plaza de España, junto con un Belén y alguna sorpresa más, así como una iluminación navideña especial al objeto de llenar el municipio de espíritu de Navidad.

Por último, Avilés ha recordado la importancia de realizar las compras navideñas en el pequeño comercio local, más aún este año, como un modo más de apoyar a uno de los sectores más afectados por la crisis del COVID-19.