Imprimir

Con las limitaciones propias de la pandemia, Villacañas ha celebrado la festividad del Cristo de la Viga asistiendo a los actos que han tenido lugar en la iglesia parroquial durante los últimos días, pero también aprovechando el fin de semana para salir a la calle y disfrutar de la hostelería local y de la 9ª Feria del Libro que se ha celebrado en la plaza de España.

El 1º de mayo, día grande de la fiesta, la mañana arrancó con la tradicional reseña o retreta, realizando un recorrido por varias calles del municipio con el clarinete y el tambor como protagonistas de la música anunciadora de la fiesta. La misa principal fue oficiada a las 12:30 h. por el arzobispo emérito de Toledo, Braulio Rodríguez. El alcalde, Jaime Martínez, encabezó la representación municipal en este acto, al que también acudieron las Reinas de las Fiestas. Los Danzantes de 2019 estuvieron presentes también ataviados con sus vistosos trajes en una iglesia que completó el aforo previsto.

La jornada festiva terminó por la tarde con un acto especial de homenaje al Cristo, en sustitución de la tradicional procesión que se celebra cada año por las calles del centro de la localidad. Durante este breve acto y el resto del día 1 de mayo, fueron muchas las personas que se pasaron por la iglesia para visitar la imagen del Cristo de la Viga.

Igualmente han sido muchos los vecinos que han asistido a las novenas celebradas desde el 22 de mayo. Este año, antes de cada novena se ha celebrado un acto catequético cultural con la presentación y explicación de una obra de arte sobre el Misterio de la Vida de Cristo del que luego se habló en la novena. Y al concluir cada novena, siguiendo la tradición, se han recitado diversos dichos al Cristo de la Viga. El viernes, también con limitación de aforo en la iglesia, se celebraron las Solemnes Vísperas en la iglesia parroquial.

Debido a que no ha podido celebrarse la tradicional puja en la que cada año los aspirantes a danzantes pujan por conseguir su puesto, este año los puestos han sido ocupados por los Danzantes de 2019: José Mª Prisuelos Espada, como el porra, Ángel Novillo Sánchez de Pedro, maestro; y Miguel Ángel Moreno Cortecero, Pedro Juan Almendros Rodelgo, Eugenio Trello Gómez-Calcerrada, Víctor Manuel Casas Díaz-Rullo, Jaime Sanabrias Gallego, Juan de Dios Martínez Huerta y Jesús Martínez Saelices, como danzantes. María Torres Villajos llevó las alforjas. Como ya ocurriera el año pasado, tampoco ha habido cambios en los conocidos como Oficios, que tendrán que esperar hasta 2022, una vez se pueda recuperar la fiesta con normalidad.