Ayuntamiento de Villacañas Tlf: 925 560 342 - Fax 925 160 925

Ya está abierto el plazo de inscripción en una carrera que se diputará el sábado 31 de julio

La gran cita deportiva de la Preferia villacañera se prepara para llenar las calles del municipio de corredores. Se trata de la CAPOVI (Carrera Popular de Villacañas), que este año alcanza su 14ª edición tras no poder celebrarse en 2020 debido al COVID, y que llega con algunas novedades obligadas por la situación en la que aún nos encontramos en relación a la pandemia.

La concejala de Deportes, Laura Irala, ha informado que la prueba se va a celebrar el sábado 31 de julio, en plena Preferia villacañera. Será una buena forma de prepararse para los días de Feria participando en una carrera que mantiene el horario nocturno, con salida a las 22 h., con el objetivo de evitar en la medida de lo posible las altas temperaturas que suelen registrarse en esas fechas. Mientras, las carreras infantiles comenzarán a las 19:45 con recorridos más cortos que la absoluta.

Para correr la CAPOVI es necesario inscribirse hasta las 9:00 h. del viernes 30 de julio, ya que no se admitirán inscripciones una vez cerrado el plazo, debido a que la prueba se correrá con chip en el dorsal y para controlar el número total de inscripciones, limitado a 200 corredores en la carrera absoluta y 300 en el total de las categorías inferiores.

La inscripción para las carreras de categorías inferiores es de 1 euro, mientras que la cuota para los que participen en la carrera absoluta es de 6 euros. En ambos casos la inscripción conlleva la entrega de una bolsa de corredor.

INFORMACIÓN E INSCRIPCIONES AQUÍ

Laura Irala ha animado a los aficionados al atletismo a inscribirse y participar, así como a los niños y niñas, cuyas carreras comenzarán a partir de las 19:45 h. con circuitos adaptados a las edades de los niños. La salida de la carrera absoluta se dará a las 22 h. y discurrirá por un circuito urbano para recorrer una distancia de 6’9 kilómetros.

En cuanto al protocolo especial por el COVID, incluye medidas como la firma de una declaración responsable en la que, entre otras cosas, el corredor se compromete a no participar si tuviera síntomas compatibles con el COVID desde del momento de la inscripción hasta la celebración de la prueba, devolviéndose el importe en el caso de acreditar un posible contagio. Igualmente se devolvería el importe a los inscritos en el caso de que la prueba tuviera que suspenderse por brote epidemiológico.

Además, en la inscripción para la categoría absoluta se pedirá que se aporte el dato del ritmo medio de carrera por kilómetro, por si fuera necesario organizar una salida escalonada separando a los corredores por “cajones” con participantes con un nivel similar.

Para la recogida de dorsales, se habilitará un espacio amplio y al aire libre que permita el distanciamiento social. La organización podrá realizar controles de temperatura, con el fin de detectar posibles casos positivos y se colocarán puntos de desinfección de manos con gel hidroalcohólico.

Solo podrán acceder a la zona de salida los corredores participantes (en cualquier categoría), y deberán llevar mascarilla, que podrán quitarse 30 segundos después de la salida (guardándola o desechándola en la zona habilitada a tal efecto dentro de los cien primeros metros de la carrera). La bolsa de corredor contará con una mascarilla quirúrgica, para que el corredor la utilice una vez finalizada la carrera.