Ayuntamiento de Villacañas Tlf: 925 560 342 - Fax 925 160 925

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

Víctor Puerto y el francés Juan Bautista cortaron dos y tres orejas, respectivamente, y salieron a hombros al término del festejo celebrado ayer en Villacañas, en la que Antonio Nazaré cortó además una oreja.
Se lidiaron seis toros de Jaralta, bien presentados, nobles pero muy justos de fuerzas, en una plaza que registró casi media entrada en los tendidos.

Muy a gusto anduvo Juan Bautista con el mejor lote de una corrida enclasada pero descastada de Jaralta, cuya seria presencia no estuvo acompañada de bravura en igual proporción. En los dos trasteos del francés hubo suavidad y temple, aunque nunca pudo apretar por abajo a ninguno de sus oponentes.

Antonio Nazaré nada pudo hacer frente al bronco primero, un toro que soltó la cara con malas formas sin entregarse. Su segundo embestía con compás y longitud por el pitón izquierdo, pero esa calidad duró poco, hasta que el toro se le coló una primera vez y en una segunda le alcanzó el rostro hiriéndole en la nariz.

El resto de la faena, ya breve, se hilvanó con más garra que lucimiento por el pitón derecho, matando de media y logrando una oreja.

Víctor Puerto, por su parte, se enfrentó al peor lote. Su primero pudo dañarse tras darse dos volteretas y apenas persiguió la muleta, mientras que el cuarto fue un marmolillo ante el que Puerto optó por el arrimón como única alternativa factible para llegar a los tendidos y lograr así los trofeos, como consiguió.